Web de los Adoptantes de Ucrania.

<< Viaje

Consejo de Margarita.

 

Hola a todos,
Contestando un poco a vuestras dudas si ir con niños o no a la adopción mi opinión es que no.
Nosotros como algunos sabeis hemos hecho 3 adopciones. En la segunda lo tuvimos bastante claro de no llevarnos a Sergi en aquel entonces tenía 3 años y hacía tan solo 1 año y medio que habiamos llegado con él y creimos que era muy pronto. Aparte fue en Diciembre y las temperaturas eran muy bajas. Realmente fue un acierto porqué aparte del tiempo, pensad que llegamos a tener -23º con un frio, nieve, hielo, el trajin de arriba abajo creo que no era lo más acertado para ir con un niño de 3 años. Además casualidad nos tocó el mismo orfanato que la primera vez y realmente no sé como Sergi hubiera reaccionado volver dónde hacia tan solo año y medio que había salido. Puede ser que todo hubiera ido de maravilla pero nosotros creimos  que no y aparte también para nosotros era mejor, nos podíamos dedicar más a nuestro nuevo hijo, conocerle, adaptarnos y que él se adaptase, etc. etc. Por suerte, cómo nos tocó sobre el 10 de Diciembre en tan solo 15 días lo pudimos hacer todo y el día de Navidad volviamos a casa con nuestro nuevo hijo y pudimos tambien estar toda la familia junta pués eran unas fechas muy señaladas y al final lo conseguimos. También tuvimos suerte que Sergi se quedó con mi hermano que tiene también 2 niños de edades similares y para él fue como una aventura. Eso sí no hablamos ningun día con él por teléfono, nos iba informando la familia y solo la noche antes de llegar no nos pudimos aguantar y pedí de hablar un poquito con él. El pobre!
Se pasó toda la noche preguntando que si el avión ya llegaba y que si ya nos venia a buscar al aeropuerto.
En nuestra tercera adopción la cosa ya era más peliaguda, teniamos 2 niños de 5 casi 6 y 4 años y pensámos que ahora todavía era más difícil que viniesen con nosotros. El mayor quería por todas venir, pero explicandole bien la situación comprendió que su hermano Xavier no podía quedarse solo aquí y él con nosotros. Teníamos muy claro que si hubieramos tenido algún problema, que por suerte no fue así, volveríamos uno de los dos para estar con los niños y no quedarnos tantos días fuera. La verdad el montaje logístico fue pura estrategia militar. Mi madre en casa, una sobrina por la noche, la canguro arribay abajo con ellos, mi hermano los fines de semana, o sea toda una odisea, pero al final salió a pedir de boca.

Eso sí esta vez ha sido aun más duro dejar a nuestros 2 hijos aquí porqué el corazón estaba totalmente "partio". Para más INRI mientras estábamos allí el mayor cumplía 6 añitos y yo particularmente lo pasé fatal. Suerte tuve de las mamás del cole que hicieron de segundas mamás y le mimaron un montón, pero os prometo que ese día el 11 de Mayo cuando por la noche sonó el teléfono, nosotros en un apartamento en Cherkassy cansados, nerviosos, etc. etc y al otro lado una vocecita que dijo "HOLA MAMI JA TINC 6 ANYS" (hola mami ya tengo 6 años!) es ahora y todavía me emociona.
Suerte que todo esto se recuerda como una historia más y queda allí, pero esos momentos fueron durillos. A la llegada a casa durante un par de semanas fue un poco angustiante porqué el digamos "miedo" a que les dejáramos era constante, pero hablando mucho son muy conscientes de que nosotros estaremos siempre con ellos, que nunca les dejaremos y que siempre les querremos por muchas trastadas que nos hagan.
Creo que la decisión de llevar o no ha de ser totalmente vuestra y muy reflexionada pero tened muy presente que el proceso que vais a seguir es un poco difícil, a veces lento, pesado, con nervios, en cuanto ya teneis a vuestro hijo-a cada día ir al orfanato mañana y tarde si os dejan, básicamente vais allí a jugar y a darle de comer (2 horas por la mañana y 2 por la tarde). Al principio no es nada fácil, los niños tienen sus precariedades, miedos, necesidades y es bueno estar al 100% por ellos, si encima vas con otro peque que te requiere para cualquier cosa. Después añádele que es otro país, diferente, con costumbres muy distintas, comidas distintas (buenas pero distintas), que si vas al apartamento tu te arreglas con cualquier cosa pero con un niño no es lo mismo, etc. etc. etc. Claro está que todo esto depende de la edad del niño y en definitiva como te lo puedas arreglar porqué si no tienes con quién dejarlo y el montaje es de lo más difícil la decisión es muy clara pero si podeis dejarlo con alguién de confianza a mi parecer creo que estará mejor. Y si no podeis optar por si os toca ir una segunda vez, o sea que no tengais inmediata, viajar con él/ella en el segundo viaje y así todo ya está más relajado.
Bueno todo esto es mi opinión y espero que la aceptais como tal. Soy consciente que cada uno es un mundo y siempre depende de nosotros. Si nosotros como padres estamos convencidos y seguros de que lo podremos llevar bien, pues adelante, la decisión es más que buena.
Venga, creo que os he liado un poquito más, y perdón por el rollo.
Un abrazo a todos.
Margarita
 


 

Enviar vuestras aportaciones

 Actualizada el
20/04/2008