Web de los Adoptantes de Ucrania.

< Problemas.

Pruebas para detectar hiperactividad.

 

Hola

No sé qué pruebas le hicieron a tu hijo pero el TDAH no se detecta por un análisis de sangre. De hecho no hay ninguna prueba equivalente a lo que sería un análisis para detectar enfermedades como una diabetes, una alergia,... Otra cosa es que le hicieran análisis para descartar algun problema de salud que pudiera manifestarse con comportamiento hiperactivo (por ejemplo un hipertiroidismo o algunos casos de enfermedad celíaca)

El TDAH lo diagnostican principalmente psiquiatras infantiles (en España no existe la especialidad como tal pero algunos profesionales se especializan en niños) o neuropediatras. Es un trastorno que pertenece a ámbito de la salud mental y su diagnóstico es similar a otras dolencias mentales, como la depresión (que tampoco se detecta con un análisis convencional). Esto lo sé porque el mío lo es y jamás le han sacado ni una gota de sangre por este tema y lo lleva un médico neuropediatra.

El diagnóstico se realiza a partir de la observación del paciente y de cuestionarios que rellenan escuela y familia. A veces se encargan pruebas como un electroencefalograma pero son más para descartar una lesión cerebral que para diagnosticar el TDAH propiamente. Los médicos acostumbran a pasar también una prueba llamada WISC que es un test para descartar también que haya algún tipo de limitación intelectual porque el TDAH suele ir asociado a fracaso escolar y se intenta dilucidar el origen concreto de los problemas de aprendizaje.

Creo que los padres que se encuentran en una situación de posible TDAH deben recopilar toda la información posible (publicaciones médicas, libros sobre TDAH, asociaciones de padres), buscar un buen especialista para obtener un diagnóstico y si este sugiere medicación, volver a informarse, valorar y decidir en consecuencia.

Yo respeto profundamente el que decide no medicar, pero sinceramente pienso que esta negativa radical obedece a este sentimiento generalizado hacia las enfermedades mentales,que como no son detectables igual que una diabetes, pueden verse como algo que el mismo sujeto puede manejar y no como enfermedades verdaderas. En mi familia tengo el caso de un tío muy querido que cayó en una depresión, nunca pidió ayuda y jamás habría ido al psiquiatra que acabó suicidándose. Muchas veces he pensado que quizás el especialista adecuado, la terapia adecuada y, porque no, la medicación adecuada habrían salvado su vida y no habrían traído tanto dolor a tantas personas.

En mi caso mi hijo está medicado desde hace un año y el resultado a nivel escolar, social y en consecuencia en su autoestima es immejorable. El tiempo dirá si acertamos o no pero en mi caso quiero evitar a toda costa que llegue a la adolescencia desauciado a nivel académico o sin disfrutar como hace ahora de sacar buenas notas, de tener la compañía de sus amigos (en el parque, yendo a dormir a casa de compañeros, en fiestas de cumpleaños, actividades que su impulsividad casi impedía hace un año)

Me he enrollado mucho pero he creído que debía exponer otro punto de vista.

Madre adoptiva y madre TDAH

 



 

Enviar vuestras aportaciones

 Actualizada el
10/10/2009