Web de los Adoptantes de Ucrania.

<< Historias

Experiencia de Roser y Josep.

 

 

Teniamos cita en el C.A. para el dia 14 de Enero y a las 9 de la mañana nos presentamos. En el tablon del centro habia una lista  con la relación de familias que tenian cita ese dia, donde se indicaba el nombre de la familia, el/la psicologo/a que les atenderia y la hora de la cita. Las citas estaban previstas para mañana y tarde. Nosotros teniamos la cita a las 11 horas, así que nos fuimos a dar una vuelta para controlar un poco los nervios y que la espera no fuera muy dura. Hacia las 11 horas volvimos y en el famoso  pasillo del CA nos dispusimos a esperar, no habia mucha gente, asi que incluso encontramos silla para sentarnos y que no se notase tanto el temblor de las piernas. La psicologa fue puntual y muy poco despues de las 11 estabamos en su despacho. El despacho tenia 3 mesas pero inicialmente solo estabamos nosotros con la traductora y la psicologa. La traductora hablo con la psicologa, nos presento y le enseñamos las fotos de la familia, la verdad es que las fotos sirvieron para romper el hielo, con comentarios muy agradables por parte de la psicologa. Comentamos que como ya teniamos dos hijos varones, nos haria mucha  ilusión una nena y a partir de ahi abrió una carpeta y saco unos 4 o 5 expedientes. Los espedientes estaban formados por
un solo folio, donde en el anverso estaban los datos relativos a nombre, fecha de nacimiento, estado de salud, situación actual, y poca cosa más y en la parte posteior o bien en la esquina superior habia una foto. El primer expediente que nos mostró era de una niña de 3 años de medio, y los datos médicos que aparecian eran muy escuetos; solo ponia "falta de aire" como traducción literal. Al escucharlo nos asustamos, pero los restantes expedientes tenian los mismos datos médicos, con lo cual y despues de que la psicologa nos dijera que los expedientes que nos mostraba eran de niños sanos, nos tranquilizamos un poco (poquito). Los restantes expedientes eran también de niñas pequeñas. Nosotros le dabamos muchas vueltas a la fecha de nacimiento pues el menor de nuestros hijos también tiene 3 años y medio y en principio queriamos mantener el orden de hermanos, pero cada vez que
volviamos a ver los expedientes, siempre acabamos cogiendo el primero que nos habia mostrado, así que dijimos que esta era nuestra hija. La foto que tenia era bastante horrorosa, era una foto con el flash muy cerca, asi que no tenia nada de volumen y la cara era totalmente blanca con una expresión de tristeza inmensa, la verdad es que nos impresionó su expresión, aunque luego nos enteramos que la foto era muy reciente y que se la habian hecho cuando acababa de despertar, y ahora que la conocemos si que es verdad que cuando acaba de despertarse no esta precisamente de buen humor, pero luego es todo sonrisas.

Así que ya habiamos encontrado a nuestra hija, solo faltaba ir por ella. Acabamos de entregar papeles (penales y renta del año 2001) y la facilitadora se acabando de ultimar todo para ir al orfanato que estaba en Jarkov, a unos 600 0 700 Km de Kiev. El  resto del dia lo pasamos recuperandonos de los nervios que pasamos, aunque el trato fue en todo momento muy bueno, sin prisas y sin atosigamientos.

Por la noche cogimos el tren hacia Jarkov y a las 6 de la mañana (una fria mañana) ya estabamos buscando hotel para ir a la inspección de la zona y que  nos diese permiso para ir al orfanato. A mitad de la mañana ya teniamos el permiso y estabamos esperando a la directora para poder ver a la niña. Nos recibio y nos conto la situación de la niña, su estado de salud, con un informe médico con bastante información y enseguida vino la cuidadora con ella de la mano. Fue precioso: entro de la mano de la cuidadora, y nos saludo (en ruso),  llevaba un vestido rojo, unas medias blancas, zapatos rojos y unas coletas respingonas que le hacian cara de pillina. Enseguida se sento en los brazos de mi marido Josep y se quedo esperando para ver que le habiamos traido. Sacamos los regalos, los cogió, nos hizo un millón de sonrisas y nos derretimos de forma automática. La directora nos pregunto si queriamos seguir adelante y claro que si, por supuesto. A partir de ahi comenzo una carrera para conseguir todos los papeles para poder pedir fecha de juicio.

La fecha del juicio fue para el dia 23 de Enero y todos los dias ibamos al orfanato mañana y tarde para estar con ella. Estaba supercontenta, nos estaba esperando, nos daba besos, no nos extraño nada y además es guapisima, así que nosotros en la gloria. Al dia siguiente empezaron a llegar otras parejas y al final de la semana aquello parecia un congreso internacional (españoles, italianos, franceses, americamos). En el orfanato habia niños de hasta 3-4 años y lo que vimos nos gustó. Los niños se veian bien cuidados, muy estimulados (todos los dias les ponian pantalón corto y camiseta y los llevaban a hacer gimnasia) y contentos, aunque los primeros dias los más pequeños estaban un poco desconcerados con sus nuevos papis. El edificio estaba viejito, pero la calefacción funcionaba muy bien, estaba limpio y estaban haciendo reformas para mejorarlo.

El dia 23 tuvimos el juicio (la juez era un poco estirada) y nos dieron sentencia inmediata, aunque inicialmente pensabamos que no nos la darían con lo que tendriamos que volver pasados 30 dias, (tuvimos un pequeño problema que afortunadamente se solucionó) y el dia 29 cogiamos el vuelo hacia Barcelona con nuestra hija Llum.

Ahora estamos en fase de adaptación. Llum esta muy bien, sigue tan contenta como siempre y nuestros dos restantes hijos están también adaptandose a la nueva hermana que no quiere perderse nada, aunque el pequeño, Albert,  está un poco celoso. Vamos de cabeza, sin practicamente tiempo, pero tenia pendiente contaros como fue todo; y animar a la gente que va a viajar pronto o que está esperando, y desearos a todos que vuestras experiencias sean como la mia, seguro que hay un niñ@ que os está esperando.

Un fuerte abrazo a todos:

Roser, Josep, Arnau, Albert i Llum
 

Enviar vuestras aportaciones

 Actualizada el
20/04/2008