Web de los Adoptantes de Ucrania.

<< La adopción en Ucrania

¿Como es el proceso?

¿Como es el proceso? Adoptar en Ucrania.  Octubre de 2003 por Miguel
 

 


1 - La decisión de adoptar
La adopción internacional, requiere una decisión firme, una  buena dosis de información tanto del proceso adoptivo, su sistema, legislación, obligaciones básicas del país destino, así como de sus costumbres, geografía, recursos,  cantidades de paciencia, y apoyo moral de familiares y amigos que nos rodean.

De todos modos no deja de ser una carrera de obstáculos, en la que deberemos pasar todos los obstáculos y no caer en ninguno de ellos.

2 -  Presentación de solicitud a la Autoridad Competente
Para iniciar el proceso de adopción internacional en Ucrania, primeramente deberemos informarnos en el departamento o  administración de nuestra comunidad autónoma que gestione la obtención del CERTIFICADO DE IDONEIDAD.

Se presentará  una primera instancia con una petición, detallando los datos familiares, económicos, penales, motivos de adopción, y preferencia de país,  para que la entidad competente compruebe la veracidad de los datos y nos facilite el inicio del proceso adoptivo

3 -  El informe Psicosocial
En breve la autoridad competente en materia de adopción de nuestra comunidad autónoma, y dependiendo del sistema de cada una de ellas, se remitirá nuestro expediente a una fundación o entidad colaboradora, se hará por turnos de oficio profesional (TIPAI), normalmente conveniados con la Administración, o por lo que se puede denominar "protocolo público", es decir, por los propios profesionales de la Administración. En cualquier caso, para que realice un informe Psicosocial (o dos informes, uno psicológico y otro social, dependiendo de lo legislado o costumbre de la Comunidad Autónoma.

En algunas Comunidades Autónomas está legislado un cursillo informativo previo a la solicitud, mientas en otras es posterior al mismo, o compatibilizando ambos, siendo el segundo mas profundo, ya sobre temas adoptivos específicos. En este ultimo tipo de encuentro se forjarán las bases de nuestro proyecto adoptivo. Ya que en él se pone de manifiesto la realidad de la adopción, su problemática y la necesidad de recursos a los que deberemos acudir en multitud de ocasiones.

Porque cabe destacar que un niño adoptado tiene un pequeño o gran ¿paquete? que le acompaña y es inseparable de él durante toda su vida.

Es en este momento cuando nos daremos cuenta realmente de si estamos dispuestos a afrontar este gran reto de formar una familia especial. Y si decidimos seguir adelante se empezará a escribir la historia de nuestra familia.

Junto al anterior cursillo, o independiente de este, por una entidad u organismo diferente o con el mismo, empezaremos visitas individuales con el psicólogo o psicóloga que nos asignen, para indagar en nuestras vidas, y se acabe determinando si somos una familia suficientemente fuerte psicológicamente para soportar el proceso y la llegada del menor a  nuestro hogar.

De la misma manera un asistente social, corroborará la situación familiar dentro de unos límites establecidos como hogar ideal.

Todo ello será el contenido de nuestro informe Psicosocial o dos estudios, tal como hemos mencionado, el que si es favorable, será remitido a la autoridad competente, proponiéndonos como futuros padres idóneos.

4 - El Certificado de Idoneidad
El tan esperado CI, es la confirmación de la autoridad competente en materia de adopción de nuestra comunidad, que certifica la Idoneidad de la familia, para poder adoptar a un menor.

Compuesto por el Certificado de Idoneidad  propiamente, Un informe Psicosocial (o dos como hemos mencionado diversas veces), y un anexo sobre el país específico elegido.

En el caso de Ucrania, no hace falta el compromiso de seguimiento de la Administración, pero en algunas Comunidades Autónomas, siguiendo diversas inercias poco lógicas, exigen a las familias adjuntar dicho documento, a pesar de no ser necesario ni tener efecto alguno ni requerido frente a la Administración ucraniana, y se un cargo gravoso por los costes de legalización y traducción, obviamente detalle poco importante para la Administración, pero no para las familias.

5 - Preparación del Expediente
En principio, hay que pensar bien si Ucrania es el país ideal de los sueños de las familias. Por ley, los menores no salen disponibles para la adopción internacional antes del año y tres meses, y esto solo en los casos "ideales" (si es que ideal puede ser el abandono de un niño, claro). Es decir, que la madre abandone el menor en el momento del parto, y se ratifique al mes, o en su defecto si no lo ha hecho, intento de localización de la policía para efectuarlo. Otro mes de publicación en el tablón de anuncios de la Consejería de Educación del Municipio. Preparación del expediente y su remisión a la base de datos nacional, quedando disponible un año para los adoptantes ucranianos. Pasado dicho año, se "libera" al menor para los extranjeros.

Por todo este proceso, los menores de "meses" no están disponibles para la adopción, y nos encontramos con una población disponible "mayor", saliendo en proporción extremadamente pocos menores de menos de 2 años con respecto a las solicitudes de las familias, y si es niña, la dificultad de incrementa geométricamente. Por tanto, si bien hay casos de adopciones de menores de alrededor de los dos años, ni hay facilidad ni es la norma habitual, y para esas edades, especialmente niñas, es mejor buscar otros países.

En cuanto al estado civil y edad de los adoptantes, Ucrania es sumamente flexible. No acepta la adopción de las parejas de hecho, pero si de uno de sus miembros como persona soltera. Los separados no son aceptados hasta no consolidado su divorcio, ya que según su criterio, dejaría desprotegido el menor en caso de ser reversible dicho estado de separación.

Ha llegado el momento de decidir a través de que ¿Vía?, libre o ecai.

Ucrania no ha firmado el Convenio de la Haya, y su legislación prohíbe cualquier intermediación en las adopciones, y por tanto, NO acepta ECAI alguna como mediadora. Aún así, existe una ECAI en Catalunya (ADOPTA), que da las garantías específicas como ECAI en territorio nacional, pero no actuando como entidad una vez en territorio ucraniano, sino como traductores individuales y a título personal. En general, las familias suelen ir a lo que coloquialmente se llama "por libre".

En todo caso, la filosofía del sistema ucraniano es que la familia se representa así misma, y puede utilizar al traductor que mas le plazca, cambiándolo en el estadio del proceso que mas y mejor le parezca. Por ello, de la exigencia en todo momento de la familia durante los trámites respectivos.

Hay dos tipos de  documentos:
a) Los que emite la Entidad Pública
b) Los documentos que prepara la familia

Todos ellos tienen que estar legalizados y apostillados.

Todos los documentos tienen que ir firmados, y legalizada la firma del anterior, hasta que se encuentre una reconocida por el Ministerio de Asuntos Exteriores español, ya que esta será la única reconocida por el consulado ucraniano en España para su legalización.
Por exigencia española, todos los documentos tienen que ser traducidos en España por traductores, y los únicos reconocidos por la contraparte ucraniana, que tiene que legalizarlos es un listado que en su día se facilitó a las Comunidades Autónomas, las cuales no todas la facilitan a los ciudadanos por simple negligencia o mala fe.
De cualquier forma, por cada documento hay que abonar dos tasas consulares, una por la legalización del documento y otro por la legalización de la traducción. Todo esto, al contrario de otros muchos países que realizan adopciones en Ucrania, que les es permitida la traducción en el país.

Conviene no confundir el traductor de documentos en España, con el traductor que la familia utiliza en Ucrania para el proceso. Para no confundir uno con otro, se adopta y adapta la palabra inglesa "facilitador", que aunque no sea gramaticalmente correcta, es práctica para no confundir dichos términos.

En todo caso, es conveniente encontrar a ese "facilitador" que nos acompañará en el proceso. En realidad se puede utilizar a cualquier persona que nos traduzca el ucraniano, pero la diferencia es la experiencia en la extensa y difícil burocracia ucraniana, y mas en el proceso adoptivo. Como ejemplo ilustrativo, podemos poner que, nosotros con el perfecto conocimiento de nuestro entorno y dominio del idioma, una persona extranjera cualquiera nos pide que le arreglemos un permiso de residencia. Obviamente tendremos que preguntar de una policía a otra, de una oficina a otra hasta encontrar la ventanilla correcta que nos informe que tipo de impreso y documentación es necesaria, y aún así surgirán una infinidad de dudas que no suelen los funcionarios respectivos resolver. Con lo cual, podremos ser capaces de solucionarlo, pero intentaremos lo que un adoptante en el extranjero no tiene: TIEMPO ILIMITADO.

La forma de encontrar a estos "facilitadores" no es otro que el "boca a boca", porque hasta el momento ningún Servicio Social de Comunidad Autónoma alguna proporciona información al respecto, especialmente porque ni la tienen ni tienen intención de tenerla. No hace demasiado tiempo, hubo un intento tímido de informar al respecto en la embajada española en Kiev, pero en gran parte por falta de soporte legal no se puede hacer como en otros países como Francia, donde la embajada informa claramente de los mismos, no como recomendación, sino como ausencia de problemas con ellos, según la experiencia de las familias.

Por tanto, o uno se dirige a la única ECAI, domiciliada en Barcelona de nombre ADOPTA, o busca en los distintos foros de Internet el nombre y forma de contactar con alguno de ellos. No se descarta que funcione, aunque no por cuanto tiempo, consulta directa al Consulado español en Kiev.


6 - Envío de documentación y sistema de citas
A pesar que el Convenio de La Haya constituye a los Servicios Sociales de la Comunidades Autónomas como Autoridades Centrales en los procesos de adopción, solo pocas lo tienen asumido en el caso ucraniano. Sigue en la mayoría de las Comunidades el uso de la autoridad central y única de otros tiempos para el envío de expedientes, ya que se remiten al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales por parte de las Comunidades Autónomas, una vez revisado el mismo, para un proceso indefinido hasta el momento que es una nueva "revisión", que puede durar desde unos pocos días, hasta más de un mes en algunos casos. Esto en parte está alimentado porque el siguiente paso es su envío al Ministerio de Asuntos Exteriores para su inclusión en la valija diplomática, no aceptando aparentemente dicho Ministerio el envío directo de las Comunidades Autónomas. El Ministerio de Asuntos Exteriores lo remite por la valija antes mencionada al Consulado español en Kiev.

Hay Comunidades en las que el envío se hace directamente al Consulado, saltando con toda base legal, el "control" del mencionado Ministerio.

En todo caso, el Consulado español en Kiev lo entrega al Centro Nacional de Adopciones, dependiente del Ministerio de Instrucción Pública de Ucrania, al cual se da un número de registro y la fecha de entrada.

En descargo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, cabe decir que, excediéndose en sus competencias aparentemente, informa directamente a las familias de la fecha entrega y el número de entrada del expediente, información que en teoría llega a las Comunidades Autónomas, pero hasta ahora no se conoce el caso en que estas hubiesen informado alguna vez a las familias al respecto, y no hay indicios que la situación cambie.

Otra de las maneras de informarse al respecto, es la comunicación directa con el Consulado español en Kiev, pero las comunicaciones telefónicas son deficientes, y una ardua tarea el conseguir que los números del Consulado no se encuentren ocupados. La forma más fácil y directa, y también excediéndose en sus competencias, es la comunicación por email.

Una vez entregado el expediente completo en el Centro de Adopciones ucraniano, este sufre una revisión jurídica, de la que se aprueba el mismo y se inscribe a la familia en la "base de datos de familias candidatas para la adopción", o se reclama la subsanación o aclaración de algún documento.

Todo esto, la familia se informa por medio del "facilitador", ya que ni el Consulado tiene la atribución de servir de informador de esto, ni se ha habilitado manera alguna de poder hacerlo de otra manera.

Hace pocos meses ha cambiado el sistema de citas, y en este momento, una vez la familia inscrita como candidata para la adopción, está recibiendo una carta invitación directamente, redactada en ucraniano, en la que se le comunica dicha inscripción, y se le insta a que proponga una fecha de viaje a partir de una determinada en dicha carta. Toda vez que la situación es cambiante, en un principio del cambio de este sistema se podía responder por fax incluso en castellano. Ha cambiado a ser en inglés, pero en este momento, y sin perjuicio que vuelva a cambiar en cualquier momento, ya no se manda directamente ni por mail ni por fax al Centro de Adopciones, sino en castellano al "facilitador", para que este lo traduzca y lo entregue en el Centro de Adopciones.

Una vez fijada la cita, viene el viaje de la familia a Kiev.

7 - Asignación del menor
Todo se inicia con una visita de la familia al Centro de Adopciones. El sistema y fecha de la cita no viene determinada por el tipo de menor disponible ni por las características de la familia. Sino mas bien, la "filosofía" de la adopción en Ucrania es: "Esto es lo que hay en este momento". Por tanto, NO hay preasignaciones, y está estrictamente prohibido el tener contacto con los menores antes del viaje, y es una de las causas para incluso prohibir la adopción de la famila de cualqueir menor en dicho país.

Solo hay una excepción, es cuando el menor ha sido conocido con anterioridad por motivo de acogimiento. Esto entra aparentemente en conflicto con la interpretación de las normas al respecto por parte de algunas Comunidades Autónomas, ya que se dan casos que, familias después de haber acogido un menor y sabido con posterioridad que es adoptable, independientemente de la falta de posibilidades y futuro del menor y en especial desprecio a ello ya que suelen ser menores que por su edad no serian adoptados  nunca, les prohibe EXPLICITAMENTE la adopción de los mismos, pero les autoriza en la Idoneidad a cualquier otro. Si bien el espíritu de la ley es impedir actuaciones como la de los "niños de Asturias", en la que las familias tomaron medidas de fuerza, dañando gravemente a terceros, sean niños o familias. En todo caso, se intenta impedir el "primero pruebe, después adopte" que sería una corrupción del sistema de acogimientos, que poco o nada tiene que ver con la adopción. Los acogimientos tienen un fin absolutamente distinto, y es una labor loable y encomiable, pero con poco en común con la adopción.

Volviendo a las adopciones, únicamente en estos casos la ley ucraniana permite la solicitud nominal de un menor, pero si se efectuase de esa manera la documentación enviada, se corre el riesgo que cualquier funcionario de Comunidad Autónoma con exceso de celo pueda bloquear su envío por esta causa.

El primer paso es la entrevista en el Centro de Adopciones (a partir de ahora, CA), en la que dependiendo de las características de los menores solicitados, les son presentadas a las familias los menores disponibles en ese momento.

Muy a disgusto de los distintos Servicios Sociales de las Comunidades Autónomas, el criterio imperante (aunque no excluyente e invariable) es que las edades recomendadas en el estudio sólo son referenciales, y si la familia está preparada para un menor de 2 años, lo está para uno de 6, ya que el de 2 tarde o temprano tendrá 6, pero raramente en sentido inverso.

Con este criterio, es la familia la que impone sus límites en cuanto la edad y las características del menor, pudiendo o no ser flexible la misma. La práctica indica que en caso de haber algún menor que se ajuste a las recomendaciones del Psico-Social, hay que tener una causa muy justificada o al menos convincente para rechazar la asignación, ya que de otra manera se corre el riesgo que las distintas psicólogas lo interpreten como un capricho u otras motivaciones no bien aceptadas por las mismas, con el consiguiente "desinterés" de las mismas, apoyadas por las autoridades respectivas, en que las familias terminan "aburriendose" y vuelven a su país sin posibilidad de terminar una adopción.

Hay muchas rumores o informaciones terciadas sobre los famoso "albumes de fotos" que se muestran en el CA. En efecto existen, y es donde están TODOS los menores disponibles para adopción, y a solicitud de las familias pueden ser vistos todos ellos. Como mínimo es espeluznante el vistazo de los mismos, ya que para empezar las fotos son de escasa calidad, y de indefinible antiguedad, que junto a unos diagnósticos terroríficos, hacen que sean definidos más como torturas que como un "desfile de belleza" como algunas personas con escasa información suelen calificarlo. En este sentido, es muy importante para ahorrarse esos "malos tragos" el conectar correctamente con la psicóloga asignada, y el apoyo del "facilitador", ya que interpretará correctamente las fichas, y la experiencia de ambas en conjunto es absolutamente importante para  llegar a buen puerto.

En todo caso, la edad es inversamente proporcional a las posibilidades de un proceso rápido, y si el sexo buscado es femenino, se multiplica geométricamente. Mientras más edad tiene el menor deseado, independientemente que la salud sea fácilmente constatable en contraposición con niños de poco tiempo, la disponibilidad de los mismos es a todas luces mayor que los mas pequeños, codiciados por casi todos los adoptantes del mundo occidental.

De este proceso, sale la elección por parte de una familia de una ficha determinada. El CA libra un permiso específico para ese menor, no pudiéndose contactar con ningún otro que no sea el autorizado. Esta es una de las últimas innovaciones, destinada a evitar amiguismos, favoritismos o incluso corrupción.

8 - Conocer al menor, documentos y juicio
Con el permiso librado por el CA, se va a la provincia donde esté el orfanato, y se recaba un nuevo permiso de la Inspección de Educación del municipio respectivo. Con ambas, la familia se entrevista con la directora (suelen ser mujeres) de orfanato, la cual facilitará el expediente médico y acto seguido el conocimiento del menor. Las familias pueden solicitar el cambio de orden, pero esto será potestad de la directora. Las familias en todo caso, tienen la posibilidad de consultar con un médico particular contratado por la misma, pero en ningún caso podrá sacar al menor si no es a cargo de uno de los funcionarios del orfanato. En las ciudades grandes, habrá la posibiliad de consultar en un hospital, siempre dependiendo de la disponibilidad de los funcionarios, ya que estos tienen prioridad en la alimentación, cuidados y salud de los menores que la atencion correcta y educada de las familias.

Si la familia constatase que los diagnósticos relatados pudieran ser tan graves como los relatados en la ficha, podrá volver a Kiev a entrevistarse con la psicóloga, y obtener nueva ficha y permiso. A partir del tercer rechazo de asignación, la práctica indica que los funcionarios se vuelven retractarios a la familia, y en las mayoría de los casos suelen ser familias que vuelven sin completar la adopción.

Una vez que la familia decide que ese menor será su hijo, se tiene que reafirmar la misma ante notario. Con dicho documento ante notario, con un informe positivo de la Inspección de Educación del municipio, se solicita en el CA en Kiev, los permisos respectivos para la adopción del menor, y un documento en el que el CA renuncia a su presencia física en el juicio.

Con el expediente completo, cosidas y foliadas todas sus páginas y traducciones, que fue entregado junto con el permiso de visita a las familias, y esos últimos documentos venidos de Kiev, se presenta en el Juzgado para la solicitud de vista judicial de adopción. Lo normal es que la vista se fije en tres dias hábiles, excepto en algunas regiones especialmente complicadas burocráticamente , como puede ser Dnipropetrovsk.

En la vista judicial, tienen que estar presentes una serie de intervinientes, que la práctica indica que es mejor que la familia se asegure de su presencia, y los recoga uno a uno llevándolos al juzgado, ya que de otra manera, se suspenderá hasta la asistencia de todos ellos. Entre los que necesariamente deben estar presentes, se encuentra un representante del Educación, un representante del orfanato, la familia, el fiscal y el secretario. En teoría es necesaria la presencia de un representante de los Registros Civiles, pero esto no siempre ocurre.

No hay un denominador común en el desarrollo del juicio, que puede parecerse a mero trámite administrativo, como a un juicio de condena a muerte, donde el fiscal pone todas las pegas del mundo, y la opción de la adopción es defendida a brazo partido o por el representante del orfanato o de Educación. Todo depende bastante de los respectivos funcionarios, y de su celo profesional. Sea duro o no, hay extremadamente pocos casos en los que es denegada la adopción, y esta tiene que ser muy bien motivada, ya que puede ser recurrida por el afectado.

La sentencia, puede ser de "ejecución inmediata", de "ejecución inmediata solo para documentación", o una sentencia ordinaria. En todo caso, la legislación ucraniana determina que la firmeza de la sentencia se declara a los 30 dias naturales de dictado el veredicto. La sentencia de ejecución inmediata, se hace bajo unas condiciones médicas publicadas oficialmente, en la que se reseñan una serie de afecciones graves de salud y con el criterio que hace falta un cuidado rápido e inmediato, siempre en beneficio del menor. La interpretación de dicha gravedad varía mucho de una región a otra, y de un juzgado a otro.

El caso de sentencia de ejecución inmediata solo para documentación, es a efectos de preparar todos los documentos oportunos para la salida del menor, como pueden ser las partidas y el pasaporte entre otros, pero en ningún caso se efectuará la entrega del menor a la custodia de los padres antes de los 30 dias.

La sentencia ordinaria, como su nombre indica, afecta como todas y cada una de las sentencias judiciales civiles en Ucrania. Ni se entrega el menor, ni se puede hacer documento alguno al respecto.

En estos dos últimos casos, la familia puede optar por permanecer todos o alguno de sus miembros ese tiempo en el país, facilitando la adaptación, o volviendo a los 30 dias y proceder a la recogida del menor y finalizar las documentaciones.

En todo caso, es necesaria indispensablemente la presencia de los dos miembros de la pareja como mínimo en dos momentos: la visita al CA y la vista judicial, pudiendo ser sustituida el resto de los actos jurídicos la ausencia de uno de los miembros por un poder notarial amplio.

En el momento que sea permitido, se obtiene una nueva partida de nacimiento en la que figuran los padres adoptivos únicamente, junto a los nuevos nombres del menor, se obtiene pasaporte para el menor (el nombre técnico será: documento de viaje de niño), así como las copias de la sentencia. En este punto, cabe destacar que según los procedimientos civiles ucranianos, el original se queda en los archivos judiciales, mientras que lo que se libran son copias. Hay que asegurarse que estén firmadas por el presidente de la audiencia, ya que de otro modo no podrán ser legalizadas.

En cuanto al pasaporte, tiene que tener un sello especial que determina que el menor sale para resideir permanentemente en el extranjero (en ucraniano, no intenteis adivinarlo). Sin dicho sello, el menor NO saldrá del aeropuerto por más sentencias, partidas de nacimiento, ruegos y lloros ocurran.

9 - Salida  de Ucrania  y llegada a España

Para la salida del país, se tiene que obtener la partida de nacimiento nueva, destruyéndose por ley la anterior, y la sentencia judicial. Ambos documentos tendrán que ser legalizados por el Ministerio de Justicia  y el de Asuntos Exteriores ucraniano en Kiev.

Ambos documentos, traducidos al castellano, son legalizados y legalizada su traducción.

En los casos de sentencia inmediata, no se puede realizar la inscripción del menor como español ni como hijo, dejando dicho trámite para una vez vuelto a España. Hay que proporcionar un certificado médico en el que certifique la urgencia de atención médica del menor, con objeto de solicitar un visado "humanitario" de reunificación familiar.

En los casos de sentencias ordinarias, es decir, cuando han pasado los 30 dias, si se puede solicitar la inscripción del menor, para lo cual hay que llevar el Libro de Familia si se posee, y una partida original de cada adoptante, sin necesidad de legalizaciones especiales. Con dicho trámite se realiza su inscripción como español en el Registro Consular, el cual, lo remitirá al Registro Central de Españoles Nacidos en el Extranjero de Madrid.

Una vez de superado los lloros, risas, y demás en los respectivos aeropuertos, cabe culminar los trámites una vez aquí, como son la inscripción consular ucraniana, la petición de baja por maternidad, la inscripción en la Seguridad Social, etc.

En cuanto a la inscripción consular ucraniana, se tiene que llevar al menor al consulado más cercano, sea el de Madrid o el de Barcelona. Hay que llevar dos fotos del menor, el pasaporte original (que devolverán tras poner un sello), original y copia de la partida de nacimiento y de la sentencia. Una vez cotejada la coincidencia, se devuelven los originales. Hay que hacer un pago de tasas por inscripción de 20 euros.

Ya solo queda realizar un informe anualmente por parte de las familias (no hace falta en ningún momento la Administración para ello),  describiendo la evolución del menor y algunas fotos.

NOTA: EL PROCESO DESCRITO ES TEDIOSO Y LARGO, PERO DE ESO SE OCUPA EL "FACILITADOR", LA FAMILA NO TIENE QUE CONOCER TANTOS ENTRESIJOS COMO LOS AQUÍ DESCRITOS, PERO SI SE CONOCEN, EVITAN MUCHOS MALOS ENTENDIDOS.


Miguel

 

Enviar vuestras aportaciones

 Actualizada el
20/04/2008